Axa Matute

Tenemos claro que es de vital importancia que, a lo largo de nuestra vida, podamos llevar una correcta alimentación, tanto para nuestro bienestar físico, como mental y emocional. La Licenciada Verónica Váscones, especialista en dietética y nutrición, dice: “La alimentación es el hábito que más influye en la salud, y tanto la falta de alimentos, como el exceso de ellos es perjudicial para la salud, por lo tanto, deben consumirse las cantidades y alimentos apropiados para cada individuo”.

Recientemente, incluir todo tipo de pescados y mariscos en las dietas cotidianas se ha convertido en una tendencia que va creciendo cada vez más, pero ¿a qué se debe esto? Pues, durante mucho tiempo, pescados como el salmón, no eran tan recomendables para personas que padezcan algún tipo de problema cardiovascular; pero, hoy día la percepción de esto es diferente.

Son muchos los nutricionistas que recomiendan incluir pescados y mariscos en la dieta, especialmente a aquellas personas que acostumbren a llevar un tipo de vida sedentaria. ¿Por qué razón? Sencillo, este tipo de alimentos poseen un mayor contenido de agua en comparación a otros, esto hace que sean más fáciles de digerir. Tanto así, que una porción de pescado aporta menor cantidad de calorías en comparación a una porción de carne de res.

Con lo mencionado anteriormente, es evidente que los pescados y mariscos aportan una gran cantidad de beneficios a nuestro cuerpo; pero, existe cierta información que es importante que conozcas con respecto a estos alimentos, y aquí te la facilitamos.

Lo principal es que no debes excederte, porque, aunque ya sabes que estos alimentos son buenos para la dieta cotidiana, ingerirlos en exceso puede traer repercusiones. En el caso de los mariscos, pueden aportar entre unos 100 y 150 mg de colesterol. Por esta razón es importante cuidar las pociones que incluimos en nuestras recetas.

Además, al tratarse de estos alimentos, lo mejor es que sean frescos. Evita en gran medida los alimentos enlatados ya que estos, por lo general, aportan calorías extras y una gran cantidad de sodio. Se debe a que estos son preservados con algún tipo de elemento graso, como el aceite.

Por último, lo mejor es que al momento de cocinar el pescado, no sabotees tu rica receta con grandes cantidades de aceite o grasa. Para esto puedes elegir otros métodos de cocción en donde no necesites de ese elemento o que la cantidad sea muy baja.

Sin duda alguna, el área de la alimentación y la gastronomía es muy interesante y el Centro Educativo Latinoamericano te ofrece una herramienta para que sigas aprendiendo más sobre esta área, mediante el Executive Certified Program I Cocina Profesional Básica, que está dirigido a un amplio público: desde cocineros expertos hasta emprendedores gastronómicos o simplemente a cualquier persona que tenga conocimientos básicos en el área de cocina y que quiera ampliarlos de una manera profesional.

No pierdas la oportunidad de participar en esta experiencia y desarrollar conocimientos de cocina. ¡Avanza hacia una carrera de gastronomía de forma global!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat